Cerraduras electromagnéticas: más seguras y resistentes

Las cerraduras son un elemento indispensable de seguridad, estas tienen en la actualidad un gran número de variantes, cada una asociada a distintas tecnologías. Las cerraduras electromagnéticas,  son un  complemento esencial para un sistema de control de accesos, electromagnéticas son muy seguras, resistentes y fáciles de instalar.

La cerradura electromagnética se utiliza  como medio de apertura en lugares donde la entrada debe ser limitada (control de acceso). Un ejemplo muy claro es como funciona en una empresa, donde la recepcionista, ante el sonido del timbre contesta; y si la persona que se encuentra en la entrada puede recibir autorización para ingresar, se activa entonces un dispositivo de apertura de puertas.

Este tipo de cerraduras cuenta con dos principales piezas, por un lado el electroimán, y por el otro lado una lámina metálica llamada pieza móvil o pieza polar. El electroimán se coloca en el marco de la puerta, trabaja como imán en la medida que circule corriente por su bobina y cierra la puerta; al dejar de recibir corriente eléctrica permite la apertura de la puerta.