En España, cerrajeros pierden hasta 90% de su trabajo tras cuarentena

Los gremios se han quedado sin trabajo y eso que ahora se está más en casa. Las 24 horas, sin ir más lejos, desde hace 15 días, cuando se decretó el estado de alarma por la crisis del coronavirus. Los teléfonos de los de cerrajeros, carpinteros o fontaneros apenas reciben llamadas y han perdido alrededor del 90% del trabajo en la primera quincena de confinamiento.

Además de porque la gente se está mostrando más precavida a la hora de contratar un servicio, solo se atienden las urgencias. Las compañías de seguros han limitado temporalmente sus servicios y se han adaptado a las nuevas circunstancias. Para empezar, el peritaje ahora se hace de forma virtual, de manera que el usuario accede a un canal online y enseña a través de un video o foto su avería. Tras valorar la gravedad, se decide si se actúa.

Fernando Gil está al frente de la empresa Desatascos Zaragoza y presta servicio las 24 horas. Explica que ha perdido alrededor del «95%» del trabajo. «Solo hacemos urgencias y utilizamos guantes y mascarillas, pero aún así tenemos miedo a contagiarnos», comenta. Con una media de cuatro avisos diarios, ahora dice que tiene suerte si le suena el teléfono una vez al día. «Hemos dejado de hacer los mantenimientos y solo acudimos si se producen atascos importantes», explica.

Daniel Mateo trabaja en Cerrajeros Zaragoza y no tiene material sanitario para protegerse las escasas veces que en esta quincena ha tenido que ir a alguna casa. «Ahora hacemos lo imprescindible y solo trabajamos si han forzado alguna cerradura o alguien se ha olvidado las llaves, algo que ya no sucede porque la gente no sale de casa», comenta. Desde que se decretó el estado de alarma solo ha tenido que salir por motivos laborales cuatro veces, cuando lo normal es tener tres urgencias diarias. «Quiero pensar que cuando esta crisis pase todo vuelva a la normalidad porque hemos perdido el 75% de nuestra factura», lamenta.

ASEGURADORA / Las compañías de seguros también han notado un descenso en las llamadas. Además de que solo ordenan actuar en casos de urgencia, lo primero que han hecho para adaptarse a las circunstancias ha sido poner en marcha un servicio de peritaje online para valorar a través de un video o fotografía la urgencia y la necesidad.

En el caso de las compañías Mpafre y Axa solo se envía al fontanero si la avería obliga a cortar el suministro de agua, al cerrajero si el usuario no puede abrir o cerrar su puerta, al electricista siempre que no haya opción alguna de disponer de luz, al albañil si hay que tapar agujeros en la fachada, y al cristalero si la rotura implica facilidades de intrusismo.

En el caso, por ejemplo, de que a uno de le rompa la vitrocerámica y le funcione alguno de sus fuegos, tendrá que esperar a que pase la cuarentena para recibir una nueva. Diferente sería si le falla el frigorífico o la lavadora, que se consideraría de emergencia.

Desde Administración de Fincas Zaragoza, Pedro Segovia explica que todas las urgencias de las comunidades de vecinos se siguen atendiendo, sin alteraciones, salvo que pueda esperar a que vuelva la normalidad.

Con información de El Periódico de Aragón.