Las llaves impresas en 3D: imposibles de reproducir

Para aquellas personas que olviden sus llaves en casa, hay empresas que ya comienzan a comercializar llaves impresas en 3D.  La fabricación aditiva de metal ha crecido tanto que era solo cuestión de tiempo que llegara al mundo de las llaves.

La ventaja que tiene la llave de metal impresa en 3D es que oculta sus funciones de seguridad mecánica dentro de su estructura, lo que hace imposible su escaneo: la copia está protegida, el  objetivo de este tipo de llaves es transformar una industria de un siglo de antigüedad.

Pero para poder imprimir una llave, primero se tiene que tener un modelo 3D. Para ello, algunas compañías planean lanzar al mercado una app desde la que el cliente podrá subir fotos de la llave desde varios ángulos; mediante un algoritmo y a través de las fotos se podrá tener un modelo 3D completo y funcional.